Relaciones laborales con vínculos insoportables y Emociones anómalas en las organizaciones.

Ambiente laboral 1

Ambiente laboral 1

Ambiente laboral 2

Ambiente laboral 2

 

 

 

 

 

 

 

Art. Publicado en la revista Neurocapital Humano

 

Relaciones laborales con vínculos insoportables y

Emociones anómalas en las organizaciones.

 

Dra. Graciela Campos Escalante – Lic. José Miguel Toro 

 

Plantearemos dos ejemplos de conflictos laborales.

Lo emocional en la conducta de las personas, tiene un peso muy importante. Algunas actitudes terminan formando en los demás una imagen que puede llegar a ser distorsionada. Algo que puede condicionar un futuro incierto, dentro del entorno laboral.

Un ejemplo…en México 

Son la 11 de la mañana, pleno mes de junio, cuando – en México- el calor es extenuante-. La escuela se halla repleta de alumnos, en el estallido de la adolescencia, se acercan los exámenes… el ambiente no da para más, una de las maestras, señala, gritando: ¡la puerta del salón ha quedado abierta1

Los alumnos son adolescentes y niños con discapacidad intelectual (retraso mental de leve a grave). El conflicto es entre dos maestras y una de ellas, aplica la “ley del hielo” a la otra, sin embargo, se comunica; -alzando la voz y dirigiéndose a sus alumnos:… la puerta debe cerrarse… enseguida cierra ella misma de un golpazo.

No obstante,  nadie se atreve a decir nada, posiblemente por temor o para no provocar mayor conflicto.

Otro ejemplo….en Argentina 

Un día en una reunión de colaboradores, orientada por un team leader, se anuncia que uno de los presentes, en breve, será promovido dentro del sector y se convertirá en el supervisor, de un subgrupo formado por algunos de los presentes al evento.

El anunciado candidato, de un perfil altamente eficiente, comienza un tiempo en el cual debe demostrar ante quienes lo designaron, que la decisión no fue errada. Por, ese motivo y durante algún tiempo, va mostrando ser una persona con visibles y crecientes, gestos de relativa intolerancia hacia sus futuros colaboradores.

Estas conductas, comienzan a despertar recelo y comentarios desfavorables entre los compañeros del sector. Tanto en el caso de la docente, como del empleado de la oficina, puede observarse que la desaprobación aumenta paulatinamente, comprometiendo el futuro desempeño en el seno del equipo de trabajo.

Situaciones como estas, son comunes en muchas organizaciones, especialmente en aquellas en las que predominan estructuras de poder rígidas que rechazan los cambios. Al parecer, esta forma de comunicación disfuncional, tan sutil, es invisible, pues las palabras y la voz se expresan casi como un murmullo, hay gesticulaciones y emisión de sonidos: como Huy!, Bah! Ufff…!, que vistos desde afuera parecen graciosas e inocuas, aunque para los integrantes de estas organizaciones, no lo son, pues cada expresión está llena de significados, que convertidos en códigos específicos laceran y dañan tanto, como cualquier otra frase agresiva.

El grupo de Milán (Selvinni- Palazzoli, 1978), señalan, el como hacia el interior de los sistemas humanos, ocurren comunicaciones redundantes, es decir conceptos, neologismos y significados “locales” que son reconocidos por todos y que se presentan repetitivamente en momentos críticos como si se buscara comunicar sin lograrlo.

Una inflexión de la voz puede ser sólo eso para alguien externo, sin embargo para los interactuantes de este sistema implica: descalificación o amenaza, no dicha en forma clara y directa, con lo cual la conducta se convierte en PROVOCACIÓN (“lanzo una bola de papel hacia algún compañero y escondo la mano”)…. entonces, ¿a quien se puede reclamar, sin por ello, quedar como un paranoide, ansioso o buscador de problemas?

Los conflictos humanos dentro de las organizaciones son comunes y frecuentes. Cuando son soslayados, pueden ir de menor a mayor en forma creciente, hasta convertirse en un drama, que si no es limitado y resuelto, es posible que produzca una merma hacia toda la organización: lo cual es tan grave o más, que un desbalance económico… ambos pueden llevar a la quiebra a las organizaciones.

Estos ejemplos extraídos de una oficina/ aula, cualquiera, nos permite posicionarnos para analizar una de las inteligencias que se pone de manifiesto permanentemente.

La Inteligencia Emocional en el marco del comportamiento colectivo dentro de la Organización. La Inteligencia Emocional, formulada por John Mayer junto a Peter Salovey, pero popularizada por Daniel Goleman, en un texto del año 1995. Comienza a tener cierto peso dentro de las organizaciones, ya antes, con la llegada de Elton Mayo, y su escuela de las Relaciones Humanas. No como Inteligencia, sino como algo relativo a la performance de los RR.HH. Mayo, a diferencia de sus predecesores, Taylor, Fayol, Ford y otros, descubre que la persona no es una máquina de producción, que debe ser optimizada cual mecanismo fabricador de algo. Sino, que es un ser con un nivel de conocimiento del otro y de sí mismo, que lo hace único.

Y esta capacidad le permite realizar un acto eminentemente cognoscitivo, es decir, Valorar.

La Inteligencia Emocional, a la que referimos, juega dentro de las organizaciones, un papel fundamental, enriqueciendo o empobreciendo los vínculos entre los componentes de los equipos de trabajo. La misma está alimentada por dos inteligencias, la Inteligencia Interpersonal, y la Inteligencia Intrapersonal. 

Dentro de las cuales, juega un papel fundamental las Emociones. Pero ¿Qué son las Emociones, para que tengan tanto peso en los vínculos? Nos señala Cárpena, sobre el particular, que son un conjunto innato de sistemas de adaptación al medio que han tenido valor de supervivencia para la humanidad. Son impulsos que comportan reacciones automáticas ([1]) Las mismas se manifiestan en tres campos diversos: En el Orgánico, en el Expresivo y en el Mental.

En el campo de lo Orgánico, experimentamos cambios en nuestras percepciones, en nuestra voz, en nuestra mirada, en el ritmo cardiaco, etc., en tanto y en cuanto nos vinculamos con alguien en particular.

En el Expresivo, notamos que todo el lenguaje no verbal sufre modificaciones durante el momento en que el vínculo se está produciendo, tanto en la medida en que estamos frente a alguien en particular o cuando hacemos referencia a esa persona.

En el Mental, cuando desarrollamos un concepto o idea sobre una persona o situación en particular. Pudiendo ésta ser subjetiva y, por ello poco entendible para los demás.

Como podemos observar, lo Emocional, en las personas tiene un peso considerable y modificará conductas, en particular cuando estamos frente a alguien más, lo más relevante es que nuestras conductas y las de los demás pueden modificar favorable o desfavorablemente el futuro de una organización laboral.

Bibliografía:

        –Cárpena A. Educación Socioemocional en la Etapa Primaria, Barcelona,    Eumudo – Octaedro, 2000

-Goleman, Daniel. – La Inteligencia Emocional– Ed. Vergara – 1996

-Gardner, H. – Estructuras de la Mente- Paidos- 1983

 

                     Dra. Graciela Campos Escalante– Lic. José Miguel Toro-

                                                                      México                 –                 Argentina

 

[1] Carpena A. Educación socio-emocional en la etapa primaria, Barcelona, Eumudo – Octaedro, 2000

Discurso de Malala Yousafzai en las Naciones Unidas

Premio Novel de la Paz 2014.

Esta jovencita de 17 años, es una lider natural, ha hecho una opción de vida que consiste en trabajar por la libertad y dignidad de las mujeres y niños.

Hemos decidido subir esta información al sitio debido a que la misma, en este discurso pronunciado en las Naciones Unidas, llama a optar por la educación, como una forma de alcanzar esa libertad.

Deseamos que el contenido de este discurso aliente muchos jóvenes a optar por el conocimiento, por el estudio, en definitiva, por una vida de dignidad.