¿Estamos preparados para educar a los integrantes de la generación Z?

Docente siglo XXI

¿Estamos preparados para educar a los integrantes de la generación Z?

Estamos caminando el siglo XXI, un siglo que se caracteriza, particularmente, por los cambios, cambios en la música, en la indumentaria, en el uso de palabras, en los avances tecnológicos, en hábitos de vida, etc.

Y enmarcado en este cuadro cultural, particularmente en nuestro querido país, depositamos nuestra mirada en el escenario de la educación, y dentro de ella, en un segmento  generacional de edades que se denomina generación Z, o Net

Algunas de las características que podemos encontrar en los integrantes de esta generación son:

-Los integrantes de esta generación, son nacidos entre los años 1995 y 2015.

-Se los ve utilizando tecnología digital de manera casi permanente y en ellos se nota la habilidad para manejar información de manera simultánea en varias pantallas

-Tienen una fuerte inclinación a utilizar imágenes, mucho más que textos.

-Tienen gran habilidad para crear contenidos, son  muy creativos.

-Miran siempre al futuro, allí centran sus esfuerzos y proyectos.

-Es una generación muy realista.

-Suelen trabajar para obtener éxito personal

Docente siglo XXI

Si hacemos un pequeño análisis de estas características, podemos extraer un perfil de alumno a educar y que ya transitan nuestras aulas.

-Representan una tercera parte de la población mundial.

Poseen una forma distinta de aprender, con respecto a las generaciones anteriores, la generación X y la generación Y, son muy afectos a lo visual,  las imágenes.

La tecnología es la única herramienta que les permite manipular la realidad.

-Dan mucha importancia al mundo virtual, no existen distancias entre uno y otro, y la comunicación entre ambos es permanente.

-Se sienten permanentemente invitados a participar, no les gusta un rol pasivo

-Son impacientes, desean resultados inmediatos

Docentes del Siglo XXI

Frente a este perfil, nos preguntamos, ¿cuál debería ser la forma de pensar y trabajar del docente que los forme?

-Generalmente venimos de una tradición didáctica en la cual impera el pizarrón, el dictado por parte del docente que se considera portador del conocimiento y la disposición de bancos en el aula que simula una línea de producción de una fabrica del siglo XXI. Una forma de educar que todos aquellos que tenemos más de 40 años hemos vivido en nuestros años de formación.

Pero como dije arriba, estamos transitando un nuevo siglo y con él compartimos aulas con una generación distinta, y muy distinta a la nuestra, por lo que debemos sentirnos obligados a adecuarnos a esa generación a los efectos de poder llegar a ellos con códigos comunes, de lo contrario habrá un gran ruido en la comunicación y en la transmisión de los contenidos.

Entendemos que el punto de partida en este proceso de desaprender la forma tradicional de transmitir conocimientos y volver a aprender nuevas formas, por parte del docente en pos de tener una llegada más efectiva a estos alumnos, es comenzar con la observación y la escucha.

Es nuestro desafío, tomar la decisión de realizar los cambios en pos de conquistar a los alumnos que pertenecen a esa generación y evitar de ese modo un fenómeno bastante evidente, el aburrimiento por parte de ellos y la consiguiente consecuencia, que es el no incorporar los contenidos y derivar en una pérdida de tiempo, que se extiende a los largo del periodo de formación escolar, donde encontraremos entre los alumnos una idea, bastante generalizada, de sentir que el colegio es una gran carga o un penoso camino, que están obligados a transitar.

Los invito a visualizar este pequeño video a los efectos de profundizar un poco más en esta temática.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina