La imagen, también dice en el aula

Alegría

¿Qué es el ser?, puesto que se dice de muchas maneras, se preguntaba el gran filósofo griego  Aristóteles, lo que dio lugar a su tratado de Metafísica.

Y nosotros, dentro del aula y frente a nuestros alumnos, podemos hacernos la misma pregunta, para referirnos a las cosas, a las situaciones, a las personas y dentro de ello a los personajes históricos, o a lugares geográficos, o a letras de música o a planteos matemáticos o a las relaciones entre los alumnos, o a Dios, etc.

Y las respuestas, serán múltiples, porque son múltiples los alumnos que las dirán. Es más, las respuestas pueden venir en forma verbal o en forma de imagen.

Seguramente, la forma verbal, será la más común porque estamos más habituados a utilizarla, pero si esa respuesta viene en formato de imagen, también estará diciendo, pero de múltiples maneras.

Un pensador contemporáneo que nos trajo la temática de la imagen y trabajó mucho en la que nos presentan los medios de comunicación y otros campos fue el epistemólogo Umberto Eco.

Pero volvamos a la idea con la que iniciamos este escrito.

Tristeza

Todo lo que se puede pensar y ver es, todo es. Por ello hablamos de ser, pero ser, es lo absoluto, lo que no tiene límites. Nosotros, somos seres, nuestros alumnos son seres, todo lo que nos rodea es ser, pero a diferencia del Ser absoluto, somos seres limitados, todo lo que nos rodea son seres limitados, y por ello tienen otro nombre o los nombramos de otra manera, son los entes.

Pues, los entes, son los que se expresan con imágenes. En los medios de comunicación se nos ofrece un sinnúmero de entes, en la vida cotidiana convivimos con una cantidad enorme de entes. Las personas somos entes, pero somos entes de distinta manera.

Continuando con el filósofo griego citado al principio, el mundo, nuestro entorno, es multifacético, es plural, es complejo.

Y nosotros como docentes, estamos obligados de preparar a nuestros alumnos para ese mundo, que es, pero de muchas maneras.

Entendemos, que una forma de hacerlo es enseñarle a leer las imágenes, a encontrarles el menaje que las mismas quieren expresar. Sabemos que la imagen es el formato de mensaje que nuestra generación  de alumnos más frecuenta en estos días, que podemos llamar con H. Gardner, “Generación APP”, por la conexión que poseen con el mundo virtual. Mundo en el cual “Habitan”, sus contactos afectivos, la información que necesitan sobre tal o cual tema, él último tema musical, los lugares a los que les gustaría viajar, etc.

De allí que proponemos a nuestros queridos colegas un conjunto de autores que pueden ayudar a decodificar las imágenes que el mundo actual utiliza para emitir los mensajes a los que todos podemos tener acceso, pero no todos estamos preparados para decodificar el verdadero mensaje que nos entregan a cada instante, en particular nuestros alumnos, que inocentemente o cándidamente, acceden a los mismos.

aburrido

Desde nuestro sitio queremos sugerir algunos, que entendemos son de fácil acceso a los docentes, sin pretender señalar que son los más importantes o los únicos que representan una autoridad universal en el tema del leguaje por imagen.

En primer lugar, sugerimos la lectura de un autor  Charles Sanders Pierce, posee textos explicativos sobre la teoría de los signos y plantea gráficos en los cuales se pueden entender los diversos roles que tienen tanto el signo, el objeto y el significante.

Por otro lado, proponemos Sergio Rulicki, especialista en comunicación no verbal, sus textos son muy amenos y muy prácticos a la hora de aplicar sus contenidos.

Otra propuesta, un poco más filosófica, es Umberto Eco, con todo su trabajo sobre la imagen y  como dijimos anteriormente, en los medios de comunicación, además con el agregado que es el autor de un texto llevado al cine llamado “El Nombre de la Rosa”

Y por último, un clásico, Ferdinand de Saussure, más sociológico, cuyas ideas dieron origen al estudio de la lingüística.

También queremos proponer en este pequeño texto un video a los efectos de enriquecer el mismo.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

¿Estamos preparados para educar a los integrantes de la generación Z?

Docente siglo XXI

¿Estamos preparados para educar a los integrantes de la generación Z?

Estamos caminando el siglo XXI, un siglo que se caracteriza, particularmente, por los cambios, cambios en la música, en la indumentaria, en el uso de palabras, en los avances tecnológicos, en hábitos de vida, etc.

Y enmarcado en este cuadro cultural, particularmente en nuestro querido país, depositamos nuestra mirada en el escenario de la educación, y dentro de ella, en un segmento  generacional de edades que se denomina generación Z, o Net

Algunas de las características que podemos encontrar en los integrantes de esta generación son:

-Los integrantes de esta generación, son nacidos entre los años 1995 y 2015.

-Se los ve utilizando tecnología digital de manera casi permanente y en ellos se nota la habilidad para manejar información de manera simultánea en varias pantallas

-Tienen una fuerte inclinación a utilizar imágenes, mucho más que textos.

-Tienen gran habilidad para crear contenidos, son  muy creativos.

-Miran siempre al futuro, allí centran sus esfuerzos y proyectos.

-Es una generación muy realista.

-Suelen trabajar para obtener éxito personal

Docente siglo XXI

Si hacemos un pequeño análisis de estas características, podemos extraer un perfil de alumno a educar y que ya transitan nuestras aulas.

-Representan una tercera parte de la población mundial.

Poseen una forma distinta de aprender, con respecto a las generaciones anteriores, la generación X y la generación Y, son muy afectos a lo visual,  las imágenes.

La tecnología es la única herramienta que les permite manipular la realidad.

-Dan mucha importancia al mundo virtual, no existen distancias entre uno y otro, y la comunicación entre ambos es permanente.

-Se sienten permanentemente invitados a participar, no les gusta un rol pasivo

-Son impacientes, desean resultados inmediatos

Docentes del Siglo XXI

Frente a este perfil, nos preguntamos, ¿cuál debería ser la forma de pensar y trabajar del docente que los forme?

-Generalmente venimos de una tradición didáctica en la cual impera el pizarrón, el dictado por parte del docente que se considera portador del conocimiento y la disposición de bancos en el aula que simula una línea de producción de una fabrica del siglo XXI. Una forma de educar que todos aquellos que tenemos más de 40 años hemos vivido en nuestros años de formación.

Pero como dije arriba, estamos transitando un nuevo siglo y con él compartimos aulas con una generación distinta, y muy distinta a la nuestra, por lo que debemos sentirnos obligados a adecuarnos a esa generación a los efectos de poder llegar a ellos con códigos comunes, de lo contrario habrá un gran ruido en la comunicación y en la transmisión de los contenidos.

Entendemos que el punto de partida en este proceso de desaprender la forma tradicional de transmitir conocimientos y volver a aprender nuevas formas, por parte del docente en pos de tener una llegada más efectiva a estos alumnos, es comenzar con la observación y la escucha.

Es nuestro desafío, tomar la decisión de realizar los cambios en pos de conquistar a los alumnos que pertenecen a esa generación y evitar de ese modo un fenómeno bastante evidente, el aburrimiento por parte de ellos y la consiguiente consecuencia, que es el no incorporar los contenidos y derivar en una pérdida de tiempo, que se extiende a los largo del periodo de formación escolar, donde encontraremos entre los alumnos una idea, bastante generalizada, de sentir que el colegio es una gran carga o un penoso camino, que están obligados a transitar.

Los invito a visualizar este pequeño video a los efectos de profundizar un poco más en esta temática.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

¿Cómo puedo desarrollar la inteligencia espacial de mi hijo?

Un gran pensador como es Thomas Armstrong, estudiando las Inteligencias Múltiples, considera que un paso importante en el uso de la teoría de las Inteligencias Múltiples, es determinar la naturaleza y calidad de nuestras inteligencias y buscar los medios más convenientes de desarrollarlas.

Muchas veces nos encontramos, como padres, frente a nuestros hijos pequeños  mirándolos , mientras ellos juegan en nuestras casas o en los parques, y nos preguntamos, ¿ cómo hacer para que ellos sean felices haciendo lo que les gusta?.

Inteligencia Espacial-

Sabemos, atentos a los últimos descubrimientos que se difunden por los distintos medios de comunicación, que nuestro cerebro tiene múltiples capacidades que se traducen en conductas, pero esas conductas tienen en su manifestación diverso grado de visibilidad y ductibilidad, frente a los ojos de los padres, en el caso que venimos planteando.

Tan es así que muchas veces, llegamos a manifestar que nuestro hijo no es tan habilidoso en tal o cual tipo de actividades. Solemos decir, por ejemplo, que cuando juega con sus amiguitos a la pelota, no es tan hábil o no lo integran o no le gusta tanto, etc. Son diversas formas de indicar, por parte del niño que ese tipo de actividades no le agradan porque experimenta que no tiene para él, un sabor, un significado, de alguna manera le descubre un sinsentido.

Con lo cual podemos llegar a escuchar un mensaje como este: – Mamá, no me gusta jugar a la pelota!.

Seguramente que si nos sentamos a dialogar con ese niño, él pueda manifestarnos que hay algunas cosas que le llaman la atención o algunas cosas que lo entretienen o algunas cosas que le agradan.

inteligencia espacial_

Hoy nos vamos a detener en la llamada Inteligencia Espacial. Es aquella inteligencia que nos permite percibir de manera exacta el mundo visual-espacial y de ejecutar transformaciones sobre esas percepciones, nos señala Armstrong (1999). Esta inteligencia, nos permite tener una sensibilidad al color , a la línea, a la  forma, al espacio y las relaciones que existen entre estos elementos. También tienen capacidad de visualizar, de representar de manera gráfica ideas visuales o espaciales y de orientarse de manera  adecuada en una matriz espacial.

Esta inteligencia espacial, al igual que las demás, se pueden desarrollar  hasta un nivel adecuado de competencia. Esto es, siempre y cuando, se reciba una estimulación, un enriquecimiento  y una instrucción adecuada.

Con respecto a la estimulación, debemos estar atentos a las inquietudes espontáneas que manifiestan nuestros hijos, para poder  avivar y alimentar esas conductas, en la acción de detectar esas conductas incipientes en nuestro niños es fundamental, la necesidad de la observación atenta, donde podremos detectar esas espontaneidades, tales como algunos dibujos que nuestros niños realizan en los márgenes de las hojas de algún papel, o bien cuando ordena sus juguetes armando algún tipo de diseño para luego poder darles vida en el marco del juego. O bien, cuando toma algún objeto y le otorga vida en su imaginación, tratando de convertir ese objeto en un auto o en un avión.

También se hace necesario, un enriquecimiento, de esa inclinación que muestra nuestro hijo, esto es apelar a diferentes vivencias para el niño en las cuales se le provee de situaciones en las que pueda descubrir características de la Inteligencia Espacial, tal como llevarlo a lugares en los cuales, por medio del juego, se le muestra y además que pueda participar, dibujando, organizando objetos, ordenando y desordenando su juguetes, etc. Todo esto le permitirá vivenciar, distintas actividades que le provocarán un placer o displacer, con lo cual tendrá la posibilidad de elegir.

Y por último, una instrucción adecuada, ello le permitirá desarrollar de manera correcta esa capacidad que se ha ido desarrollando de manera incipiente. Siempre es conveniente, una instrucción profesional, entendida esta, como un tercero que toma la responsabilidad de desarrollar esa inteligencia en el niño, hasta llevarla hasta un nivel elevado. Tengamos en cuenta que en este punto existen algunos peligros propios de padres ansiosos, que es la exigencia y la obligación que les suelen imponer algunos padres a sus hijos, con lo cual pueden llegar a arruinar una vocación y una capacidad naturalmente dispuesta para ser una inteligencia destacada.

inteligencia espacial

No olvidemos la necesidad de respetar los tiempos evolutivos de la naturaleza, porque en la medida en que se aceleren los ritmos en una temprana edad, podemos arruinar la naturaleza y con ello poner en juego la felicidad de nuestros hijos.

Para poder poner de manera visual lo que estamos indicando, los invito a conocer este pequeño  video.

Lic. José Miguel Toro

República Argentina.

 

¿La mala letra en los alumnos, es un signo de altos niveles de inteligencia?

mala-letra

Aquellos que frecuentamos las aulas de los niños del nivel primario y del medio, podemos observar que muchos de los alumnos, no poseen una letra, que podríamos denominar clara, linda, legible, estética, etc.

Es decir, estamos tratando de encontrar un paradigma que apunta mucho a lo estético, pero no estamos seguros si ello  es una manifestación de un nivel de comprensión y por ello de inteligencia en los alumnos.

Pero, hay un elemento que debemos tener presente, y es el siguiente: Muchas veces, notamos que pensamos mucho más velozmente de lo que podemos expresar oralmente, por ejemplo. Tan es así, que esa idea que gestamos en nuestra inteligencia con mucha rapidez, la expresamos oralmente de manera desordenada o bien no aplicando la regla de coherencia entre sustantivo y adjetivo, en cuanto al género y al número. O, muchas veces la misma palabra que expresamos, es la combinación de dos palabras diversas que no están vinculadas, pero que al pensarlas tan velozmente, la expresamos desordenadamente.

Si bien esto que señalamos, a título de ejemplo,   aplicado a la expresión oral, pensemos por un momento, si lo expresamos mediante la escritura tratando de seguir la velocidad de nuestra comprensión. Es factible que el resultado esté  expresado en símbolos no tan estéticos, o bien en abreviaturas que indican un conjunto de palabras.

mala-letra-1

¿Por qué pasa esto?. Creemos que la respuesta tiene algunas causas muy concretas.

-Por lado, encontramos que muchos alumnos no tienen el hábito de la lectura muy incorporado por que dedican más tiempo a la imagen.

-Por otro lado, hay una falta de estímulo por el valor de la lectura en muchos ámbitos extraescolares, por ejemplo en el hogar, debido a que las personas que lo habitan, carecen, en muchos casos de dicho hábito.

-Y por último, nos parece que hay una escasa inclinación a escribir, algo que es muy necesario, ya que el hábito de escribir a mano permite que nuestro cerebro genere acciones que no le son habituales, con lo cual desarrolla una mayor conexión neuronal y evita por ejemplo cierta pereza en dichas neuronas.

El Dr. H. Gardner, es sus desarrollos sobre la Teoría de las Inteligencias Múltiples, sugiere la necesidad de estimular las neuronas de forma variada con actividades poco frecuentes, con lo cual, si nosotros ejercitamos la escritura a mano de diversos textos, provocaríamos no solo una estimulación neuronal con lo cual estimularíamos la Inteligencia Lingüística, y la Espacial,  además, la fuerte posibilidad de que nuestra velocidad de pensamiento se acerque a nuestra velocidad para expresar nuestras ideas de manera escrita manualmente y lograr que la letra sea más legible.

mala-letra

Con esta propuesta concreta, no solo queremos indicar que la letra se puede mejorar en cuanto a su claridad o estética, sino que también provocamos que nuestro cerebro tenga una estimulación extra permitiendo un crecimiento en nuestro nivel de Inteligencia Lingüística y Espacial.

Esto, también, pretende ser una invitación a los padres a buscar los medios para los niños puedan leer y escribir manualmente con mayor frecuencia.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo se ve la Inteligencia Espacial en acción?

Muchas veces accedemos  a información sobre lo que significa la Inteligencia Espacial y cuáles serían las características de la misma, pero no tenemos muy claro cómo actúa alguien que la tiene desarrollada.

Tampoco sabemos los elementos componentes que juegan en la persona que la posee.

Esta inteligencia implica que la persona es capaz de generar en su cerebro un conjunto de componentes tales como: tener conciencia de los espacios donde se desenvuelve , tener conciencia de los direcciones en las que se puede desplazar un objeto, tener conciencia de las velocidades que ese objeto puede llega a realizar en un determinado tiempo, etc.

Todo esto es porque la Inteligencia Espacial implica que la persona puede captar la realidad de manera tridimensional. Y en esa realidad habitan algunos de los componentes que hemos indicado.

Para poder graficar de manera concreto lo que venimos diciendo, les proponemos en este caso un pequeño video con un jugador de fútbol que debe “adivinar “en la oscuridad el recorrido de la pelota, para poder interceptarla.

Lic. José Miguel Toro

República Argentina