La evaluación es entendida como una instancia en la cual la persona de una u otra manera se permite tomar conciencia de su nivel de conocimiento de determinado tema. Si deseamos precisar más el concepto, debemos indicar lo siguiente:

El concepto de evaluación se refiere a la acción  y a la consecuencia de evaluar, un verbo cuya etimología se remonta al francés évahuer y que permite indicar, valorar, establecer, apreciar o calcular la importancia de una determinada cosa o asunto.

En el ámbito educativo estamos llamados permanentemente a tener que vivir esta instancia de cara a los alumnos.

Podemos destacar diversos tipos de Evaluación, las que se pueden aplicar a diversas circunstancias en la vida de una persona y particularmente en la etapa académica de los alumnos.

Sabemos que cada persona, en particular, cada alumno, posee diversas capacidades, y las mismas por naturaleza y por adquisición, tienen diversos niveles de desarrollo, que se pueden ir manifestando, de diverso modo.

Esa manifestación puede ser externa o interna, pero de una u otra manera, estaríamos en condiciones de medir.

Frente a este panorama, nos encontramos con diversos modos de evaluar. Podemos hablar de una Evaluación Educativa, de una Diagnóstica, de una Formativa, de una que hace al desempeño y de una Autoevaluación.

Evaluación educativa

La evaluación educativa es una instancia que se presenta como fundamental ya que apunta  a señalar el grado de evolución del alumno en cuanto a su formación

Tengamos en cuenta que este alumno es una persona en formación y en constante crecimiento, lo que nos invita a considerar mediante algún tipo de instrumento, en qué medida está incorporando los objetivos que se plantearon para alcanzar a lo largo de un determinado periodo de tiempo.

Esta instancia evaluadora, nos permitirá visualizar  el “qué”, el “cómo” , el “porqué” y el “cuando”, enseñar algo, ya que al estar frente a una persona, la evaluación nos indicará el momento y el modo de hacerlo. Tengamos en cuenta que es un proceso, la formación del alumno y ese proceso tiene etapas.

Evaluación diagnóstica

Por evaluación diagnóstica entendemos la que se realiza al comenzar un curso,  tiene por objetivo conocer el nivel de conocimientos ya adquiridos por los alumnos.

Este tipo de evaluación nos permite conocer tanto, las aptitudes como las actitudes del educando, frente a determinados temas, tanto en el orden teórico como práctico.

Este tipo de evaluaciones  constituye un punto de partida realista para que el docente pueda iniciar y planificar el trabajo a lo largo del ciclo.

Es conveniente que este tipo de evaluaciones sea realizado durante los primeros días de comenzado el ciclo lectivo; entendemos que planteando diversas actividades en las cuales los alumnos tengan la oportunidad de vivenciar el momento en el que las están realizando, podrán experimentar sensaciones agradables o desagradables, lo que indicará al docente si el alumno tiene actitudes y aptitudes para desempeñar determinada actividad.

Esto dará un material muy rico al docente para que pueda partir de una realidad grupal que le permita aprovechar al máximo cada una de las actividades que posteriormente planifique y lleve a la práctica a partir de esta evaluación.

Planteamos esto debido a que si el alumno mediante una determinada actividad se ve con aptitud para realizarla, la podrá disfrutar, de lo contrario solo pasará un momento sin que el mismo tenga un significado, sino más bien, se plantee como una obligación sin sentido para él.

Evaluación formativa

Con este nombre se denomina al proceso evaluativo que se desarrolla, de manera procesual, sistemática y continua, acompañando el proceso de enseñanza a lo largo de todo un ciclo.

Con este tipo de evaluación, el docente tendrá la oportunidad de ir ajustando el proceso formación, de la mano de la evolución académica de los alumnos, a medida que corre el ciclo, ya que seguramente el docente podrá observar un crecimiento dispar en los integrantes del conjunto de alumnos, a los cuales se deberá ajustar el proceso para alcanzar un nivel relativamente cercano a los objetivos planteados al inicio el ciclo.

Esto es porque cada alumno tiene su ritmo de crecimiento particular, debido a un conjunto de variables que constituyen y condicionan su desarrollo académico y el docente, está invitado a tener en cuenta.

Autoevaluación

Este tipo de evaluación, está vinculado al autoconocimento, por el cual una persona, hace una evaluación sobre sí misma, mediante un método guiado que apunta a la introspección, para poder tener un panorama sobre sus capacidades, en este sentido, la Teoría de las Inteligencias Múltiples, desarrolla una inteligencia llamada Intrapersonal, que muestra la posibilidad del autoconocimiento para poder conocer las fortalezas y debilidades que la persona posee y desde allí poder ponderar las posibilidades reales para generar acciones diversas para la vida cotidiana, y en particular para lograr vínculos con los demás.

Lic. José Miguel Toro
República Argentina