A la hora de preguntarnos a qué inteligencia le damos este nombre, debemos señalar que es aquella que se constituye a partir de la capacidad que permite comprender a los demás, percibiendo diversas distinciones, en particular,  los contrastes en sus estados de ánimo, en sus formas de actuar, en sus actitudes, etc. La que además, le permite comunicarse con los demás de manera efectiva.

Es la Inteligencia que permite vivenciar ciertos niveles de empatía con los que nos rodean, al darnos la posibilidad de ponernos en sus zapatos, y estar en condiciones de entender lo que el otro está vivenciando.

En estas personas podemos encontrar algunas de las siguientes características, que forman su perfil.

-Se muestran como personas con facilidad para establecer y mantener relaciones sociales muy sólidas.

-En esta facilidad, podemos observar que son simpáticas y dispuestas, donde prima el buen humor, porque están haciendo algo que sienten como connatural.

-Podemos observar, en ellas niveles destacados  en el gusto por organizar reuniones o eventos sociales de diverso tipo, perciben que es una forma de hacer lo que les gusta.

-Generalmente, son muy buenos en la escucha al otro, de allí que muchos optan por perfeccionarse en disciplinas vinculadas al conocimiento del otro, como la Psicología.

-Suelen destacarse en roles que requieren ciertos niveles de liderazgos, de compromisos, de motivación, de representación de grupos, tales como los roles dirigenciales, representativos, etc.

-También, podemos observar que poseen gran facilidad para decodificar gestos o actitudes en el otro, donde los mensajes implícitos o no verbales poseen significados definidos.

 

Esta es una Inteligencia, que por diversas razones culturales, en algunos países, no se cultiva o no se cultivó durante mucho tiempo hasta hace muy poco, Daniel Goleman, hacia el año 1995, publicó un trabajo muy serio y profundo, con fundamentación en las Neurociencias, sobre esta Inteligencia vinculada a la Inteligencia Intrapersonal, lo que dio la Inteligencia Emocional. Pero el no trabajarla a nivel de difusión, no implicó que hubiera en la historia grandes personajes que la desarrollaron de manera sublime, veremos algunos representantes y destacaremos sus características.

 

La Madre Teresa de Calcuta, le pusieron de nombre  Agnes Gonxha Bojaxhiu , nacida en la actual República de Macedornia, el 26 de agosto de 1910. – Luego de su formación como docente, fue destinada a Calcuta, India, por la Congregación a la cual pertenecía. Fue religiosa católica albanesa, muy reconocida mundialmente por su trabajo humanitario en la India. Esa labor, la llevó a recibir el Premio Nobel de la Paz en el año 1979 y a ser beatificada por el entonces Papa, Juan Pablo II en el año 2003.

 

 

Otro personaje que trascendió su época y su lugar, y que ha cultivado la Inteligencia Interpersonal es Mohandas Karamchand Gandhi nació el 2 de octubre de 1869 en la ciudad costera de Porbandar, situada en el extremo noroeste de la India, en la región de Gujarat.

En la formación espiritual de Mohandas, que sentía un ilimitado amor por sus padres, concurrieron, además de la adoración a la diosa Visnú que profesaba la familia, un conjunto de culturas y credos amalgamados: el hindú, el musulmán y el jain. Este último tuvo especial influencia en su filosofía: los jaimistas, que  practicaban la no violencia, no sólo con los animales y los seres humanos, sino también, con las plantas, los microbios, el agua, el fuego y el viento.

Ejemplo típico de tardía genialidad, Gandhi fue un adolescente silencioso, retraído y nada brillante en los estudios, que pasó sin llamar la atención por las escuelas de Rajkot, este es un detalle que muchas personas que poseen la Inteligencia Interpersonal, suelen mostrar, a tal punto que en una cultura donde impera la idea de inteligencia como conocimiento matemático, lógico, es decir, fuertemente racional.

Como sus calificaciones no mejoraron en el instituto, la familia tomó la decisión de enviarlo a Londres para seguir los cursos de abogacía del Inner Temple, cuyas exigencias eran menores que las de las universidades de la india.

Era un hombre de austeridad inflexible y una absoluta modestia, que solía decir que el título de Mahatma (‘Gran Alma’) que le había dado el poeta Rabindranath Tagore, Mahatma Gandhi. Este hombre pudo, con su forma de pensar y actuar, se cuenta entre los grandes personajes que, cuestionaron y llegaron a alterar el establishment político e ideológico del mundo en el siglo XX.

Así fue el artífice de la independencia de la India (1947)

Nelson Mandela (Nelson Rolihlahla Mandela; Mvezo, Transkei, 1918 – Johannesburgo, 2013) Era un activista y político sudafricano que llegó a liderar con carisma y gran inteligencia los movimientos contra el apartheid y que, tras una larga lucha y 27 años de cárcel, fue elegido presidente en 1994 del primer gobierno que ponía fin al régimen racista.

Todos aquellos que tuvieron contacto con Mandela a lo largo de su vida coinciden en señalar su extraordinaria personalidad. Su gran poder de seducción, la confianza en sí mismo, su capacidad de trabajo, la valentía y la integridad eran sus grandes características. Estos rasgos, figuran en las características del perfil de una persona con una Inteligencia Interpersonal, muy desarrollada.

Ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión que desde hacía décadas venían padeciendo los negros sudafricanos. Sus cualidades lo ubicarían en puestos prominentes de la organización. En 1944, Mandela fue uno de los líderes fundadores de la Liga de la Juventud del Congreso, que llegaría a constituir el grupo dominante del Congreso Nacional Africano; su ideología era un socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista.

Bajo la inspiración de Gandhi, el movimiento político al que pertenecía proponía métodos de lucha no violentos: la Liga de la Juventud del Congreso (presidida por Mandela en 1951-1952) organizó campañas de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas.

Estuvo prisionero durante 27 años (1963-1990) en penosas condiciones, el gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad. Nelson Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, en una figura legendaria que representaba el sufrimiento y la falta de libertad de todos los negros sudafricanos.

Las elecciones de 1994 lo convirtieron a Mandela en el primer presidente negro de Sudáfrica (1994-1999); y desde ese cargo desarrolló una política de reconciliación nacional.

Como presidente, Mandela inició el Plan de Reconstrucción y Desarrollo, por el cual destinó grandes sumas de dinero a mejorar el nivel de vida de los sudafricanos negros, en educación, en vivienda, en salud o el empleo, e impulsó la redacción de una nueva constitución para el país, que fue finalmente aprobada por el parlamento en 1996.

Ya apartado de la vida política, comenzó a ser reconocido internacionalmente y la historia lo elevó a la categoría de uno de los personajes más carismáticos e influyentes del siglo XX, su figura es reconocida como encarnación de la lucha por la libertad y la justicia y como símbolo de toda una nación.

 

¿Cómo podemos desarrollar esta Inteligencia?

Algunos consejos para desarrollar esta inteligencia.

-Buscar que la otra persona descubra lo importante que es para nosotros, que se sienta que la valoramos.

-Descubrir en las otras personas lo positivo que tienen, ese aspecto que los destaca y reconocérselo.

-Tener una actitud positiva ante las personas y circunstancias, tratar de pararse en lo positivo, demostrarlo con alguna sonrisa

-Mirar a los ojos mientras hablas con alguien, eso da idea de sinceridad. De involucramiento.

 

 Lic. José Miguel Toro

República Argentina