La Inteligencia Emocional es una conjunción de dos tipos de inteligencias. La Inteligencia Intrapersonal, es decir, aquella que muestras las personas que tienen una cierta facilidad para el autoconocimiento, la reflexión, la introspección, etc. y la Inteligencia Interpersonal, que es aquella que se manifiesta en las personas que tienen facilidad para establecer vínculos con los demás, y que permanentemente están generando relaciones que le permiten organizar, liderar y animar a otros.

Esta inteligencia se logra, antes que nada debemos aprender a controlar nuestras emociones, tengamos en cuenta que muchas veces estaremos frente a personas o a circunstancias en las cuales nos sentiremos con la necesidad de controlar nuestras emociones para que estas no nublen nuestra mente y poder actuar de una manera ordenada y madura.

-Antes que nada tratar de objetivar y visualizar nuestras emociones, tanto positivas como negativas de los últimos días. Para esto confeccionar un lista.

-Para continuar con esta práctica, debemos ejercitarnos en tratar de tomar conciencia de nuestros estados de alta emoción o de muy baja emotividad, para tratar de hacerlos racionales y preguntarnos que hace que esté sumamente alterado o sumamente deprimido.

-Con esta práctica, podremos llegar con su ejercicio a controlar nuestros etado de ánimo.

Esta Inteligencia Emocional, fue difundida hacia el año 1995 aproximadamente por el Dr. Daniel Goleman, en su texto ” Inteligencia Emocional”.

 

 

La otra Inteligencia que menciona el video que les presentamos, es la Inteligencia Espiritual. Una Inteligencia que está mencionada en el listado de inteligencias que desarrolla el Dr. H. Gardner, en su texto ” Inteligencia Reformulada”, pero no desarrolla en profundidad.

Pero si fue desarrollada en profundidad, por la Dra. Danah Zohar y el Dr. Ian Marshall, en su texto ” Inteligencia Espiritual” del año 2000.  Esta Inteligencia permite al que la posee de manera desarrollada tener una mirada valorativa de los acontecimientos y de las personas, también permite tener conciencia de lo trascendente, y es una capacidad exclusiva de la Personas, es la Inteligencia que nos hace Persona.

Esta inteligencia no está atada a que una persona pertenezca a una religión en particular, porque la Inteligencia Espiritual no es una inteligencia religiosa.

Para poder desarrollar en nosotros esta inteligencia, podemos hacer algunos de los siguientes ejercicios:

-Tratar de desarrollar la capacidad de asombro, donde no perdamos la capacidad de descubrir cosas nuevas.

-No perder la capacidad de preguntar por qué las cosas son de una manera y no de otra.

-Desarrollar la capacidad ética, donde tomamos conciencia de nuestros actos y los valoramos como positivos o negativos en orden a sus consecuencias, tanto para con nosotros como ara con los demás.

-Dar afectos nuestros hijos, para que crezcan con una autoestima sana.

Pero para profundizar en esto conceptos y relacionarlos, presentamos un video.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina