La Identidad de los adolescentes, expresada en las APP

Adolescentes comunicándose

“Las aplicaciones que pueblan la pantalla del Smartphone o la tableta de alguien son como una especie de huella digital: se identifica a la persona por su singular combinación de intereses, costumbres y relaciones sociales, en lugar de hacerlo por su disposición exclusiva de crestas y valles” (H. Garder-2014).

Como nos indica el autor, hoy nos toca convivir con un nuevo jugador que nos permite vincularnos con el otro, un jugador que lo podemos ubicar en el campo de la tecnología y como tal tiene su efectividad, solo en ese campo.

Su efectividad tiene un valor enorme a tal punto que nos permite estar en varios lugares, sin movernos de nuestro sitio, y en ese viaje imaginario y casi instantáneo, también nos permite comunicarnos con los demás, casi de  manera simultánea con varios otros.

Además, es un medio que con el avance de la tecnología cada vez es más potente y nos ofrece más posibilidades, todas las cuales son cada vez más eficientes en sí mismas.

Adolescentes comunicándose

Por otro lado, debemos recordar algo que es casi una nimiedad, en todo esto, que puede ser manipulado por una persona, y en este caso, nos queremos referir en particular, a los adolescentes.

La psicología nos indica con gran sabiduría y fundamentación, que la adolescencia es la edad en la que equilibrio y la inestabilidad, tanto emocional como física de una persona, son dos elementos que conviven  a la vez en alguien y como tal tiene sus consecuencias.

En ese alguien, afloran necesidades, tales como la de integración, la de pertenencia, la de querer ser tenido en cuenta, la de mostrar logros, pero con esa necesidad, existe la confrontación con la realidad, el diálogo en el cual esa realidad impone sus normas y para ello es conveniente estar preparado.

Puntualmente, a veces, al establecer un diálogo con alguien, debemos no solo estar frente al otro, sino que además, debemos mirarlo, percibir sus gestos, su presencia, su aroma, su verba. Y ello implica que debemos estar munidos de herramientas tales que nos permitan estar a la altura de todo ese mundo para poder generar un diálogo, que puede o no ser fecundo, según las circunstancias, en las que se dé.

Las APP, nos ofrecen la posibilidad de vincularnos con el otro, pero nos evitan estar frente al otro, y ello nos permite una distancia psicológica en la que no percibo sus gestos, no capto sus olores, no visualizo el tono de su verba, no puedo ver su mirada. Por lo tanto, “me protege de todo ello”, pero a la vez, me “evita” poder  vivenciar esa rica realidad que el mundo me presenta con sus normas. Con lo cual esa riqueza que nos proporciona  y que suma a la formación de nuestros adolescentes, en orden a lograr la madurez y con ello un moderado equilibrio en el terreno de los vínculos con los demás, va quedando de lado.

El autor citado, sostiene algunas de estas ideas, en su texto “La Generación APP”, valorando en profundidad, los aportes tecnológicos, pero sin dejar de marcar, la necesidad de incorporar una preparación previa en nuestros adolescentes, en el terreno del diálogo con el entorno, antes, que aparezca en ellos el hábito en el uso de las APP, debido a que el mundo vincular, en este caso, es mucho más complejo, que el solo enviar mensajes por medio de estos instrumentos. En particular, a la hora de comunicar temas fundamentales para ambas partes, en las cuales necesariamente, se nos hace imperioso y por tal motivo, esencial, la presencia cara a cara.

Adolescentes comunicándose

Desde este sitio educativo, queremos sumarnos a la necesidad que los adultos tomen partido en tiempo y forma, a la edad adecuada, en que nuestros adolescentes, inician sus vínculos con el otro por medio de estos instrumentos tecnológicos, para tratar bien de orientar el buen y maduro diálogo con los demás, en el cual, en ocasiones, y según los temas a abordar, se hace necesario una presencia física, frente al otro, dándose la oportunidad de sumir los componentes que ese tipo de vínculos ofrecen.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

¿Estamos preparados para educar a los integrantes de la generación Z?

Docente siglo XXI

¿Estamos preparados para educar a los integrantes de la generación Z?

Estamos caminando el siglo XXI, un siglo que se caracteriza, particularmente, por los cambios, cambios en la música, en la indumentaria, en el uso de palabras, en los avances tecnológicos, en hábitos de vida, etc.

Y enmarcado en este cuadro cultural, particularmente en nuestro querido país, depositamos nuestra mirada en el escenario de la educación, y dentro de ella, en un segmento  generacional de edades que se denomina generación Z, o Net

Algunas de las características que podemos encontrar en los integrantes de esta generación son:

-Los integrantes de esta generación, son nacidos entre los años 1995 y 2015.

-Se los ve utilizando tecnología digital de manera casi permanente y en ellos se nota la habilidad para manejar información de manera simultánea en varias pantallas

-Tienen una fuerte inclinación a utilizar imágenes, mucho más que textos.

-Tienen gran habilidad para crear contenidos, son  muy creativos.

-Miran siempre al futuro, allí centran sus esfuerzos y proyectos.

-Es una generación muy realista.

-Suelen trabajar para obtener éxito personal

Docente siglo XXI

Si hacemos un pequeño análisis de estas características, podemos extraer un perfil de alumno a educar y que ya transitan nuestras aulas.

-Representan una tercera parte de la población mundial.

Poseen una forma distinta de aprender, con respecto a las generaciones anteriores, la generación X y la generación Y, son muy afectos a lo visual,  las imágenes.

La tecnología es la única herramienta que les permite manipular la realidad.

-Dan mucha importancia al mundo virtual, no existen distancias entre uno y otro, y la comunicación entre ambos es permanente.

-Se sienten permanentemente invitados a participar, no les gusta un rol pasivo

-Son impacientes, desean resultados inmediatos

Docentes del Siglo XXI

Frente a este perfil, nos preguntamos, ¿cuál debería ser la forma de pensar y trabajar del docente que los forme?

-Generalmente venimos de una tradición didáctica en la cual impera el pizarrón, el dictado por parte del docente que se considera portador del conocimiento y la disposición de bancos en el aula que simula una línea de producción de una fabrica del siglo XXI. Una forma de educar que todos aquellos que tenemos más de 40 años hemos vivido en nuestros años de formación.

Pero como dije arriba, estamos transitando un nuevo siglo y con él compartimos aulas con una generación distinta, y muy distinta a la nuestra, por lo que debemos sentirnos obligados a adecuarnos a esa generación a los efectos de poder llegar a ellos con códigos comunes, de lo contrario habrá un gran ruido en la comunicación y en la transmisión de los contenidos.

Entendemos que el punto de partida en este proceso de desaprender la forma tradicional de transmitir conocimientos y volver a aprender nuevas formas, por parte del docente en pos de tener una llegada más efectiva a estos alumnos, es comenzar con la observación y la escucha.

Es nuestro desafío, tomar la decisión de realizar los cambios en pos de conquistar a los alumnos que pertenecen a esa generación y evitar de ese modo un fenómeno bastante evidente, el aburrimiento por parte de ellos y la consiguiente consecuencia, que es el no incorporar los contenidos y derivar en una pérdida de tiempo, que se extiende a los largo del periodo de formación escolar, donde encontraremos entre los alumnos una idea, bastante generalizada, de sentir que el colegio es una gran carga o un penoso camino, que están obligados a transitar.

Los invito a visualizar este pequeño video a los efectos de profundizar un poco más en esta temática.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

Aprendizaje, un problema a resolver.

Aprendizaje

Cuando se define el significado de Inteligencia en  la Teoría de las Inteligencias Múltiples, se hace referencia a la capacidad de resolver problemas.

Esa capacidad es innata, es una inclinación natural que posee el sujeto, a querer saber, algo que se funda en la curiosidad. Y esa  capacidad se desarrolla. Es decir, tenemos la capacidad latente, a nivel natural, pero necesita ser desarrollada con herramientas apropiadas. Esta necesidad que el sujeto posee, es la puerta abierta a la tarea del que enseña.

También es la posibilidad de formar un diálogo entre el que está necesitado de aprender con las herramientas apropiadas y el que enseña a disponer de las mismas para poder implementarlas.

En estos conceptos podemos descubrir algunos elementos necesarios de esta relación de aprendizaje. Por un lado el sujeto que necesita aprender y que a la vez tiene las capacidades naturales para hacerlo. Por otro lado, el que enseña, que puede ser otro individual o social, es decir, un grupo. Y un tercer elemento que es el contenido.

Aprendizaje

En este diálogo, es necesario y muy importante, la herramienta  y su uso adecuado.

La Teoría de la Inteligencias Múltiples nos ofrece un cuerpo doctrinal que nos aclara algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de aprender-enseñar.

Por un lado, nos indica que todos no somos iguales. Que tenemos nuestras diferencias, biológicas, provenientes de nuestra herencia y también, de los entornos sociales, en los que hemos ido creciendo.

Esos entornos sociales nos han permitido vivenciar momentos, en los cuales de distinta forma, hemos ido incorporando aprendizajes diversos, algunos edificantes y enriquecedores y otros , no tanto.

En este diálogo, es conveniente que el enseñante, que puede ser un adulto, o alguien de la misma generación del niño o bien un grupo, sepa cómo hacerlo. Sabemos que esto es un poco difícil, por no decir, casi imposible, pero queremos , desde este lugar hacer una invitación a los docentes, al grupo de docentes que tendrá a su cargo la formación de un niño a tener en cuenta, algunos de estos conceptos y de los que nos brinda en un pequeño video la Dra. Adamson, sobre el tema del aprendizaje.

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

Los talentos surgen naturalmente en comunidad

 

Como sabemos, somos seres naturalmente sociales, es decir, nos realizamos en sociedad. Esta premisa con fundamento en la naturaleza de la Persona, nos permite y nos invita a continuarla en  su aplicación a casos concretos.

Si nos ubicamos en la educación de nuestros niños, es muy interesante e importante, considerar que su formación debe incluir este componente esencial, somos seres naturalmente sociales.

Cuando incluimos a nuestros niños, tanto en el aula, como en la familia, con la compañía del adulto en tareas concretas, ellos sienten la posibilidad de mostrar las cualidades que poseen.

Inteligencia Interpersonal

En el video que les presentamos, veremos un ejemplo de la aplicación de la Inteligencia Naturalista, y la integración en comunidad de niños de 3 a 5 años. Podremos observar la necesidad de estimular esas manifestaciones que el niño muestra en comunidad, lo que nos da una pista de cuáles son sus talentos y que nos señala la necesidad y conveniencia de estimularlos para que se desarrollen. Este camino nos permitirá ver crecer a niños felices, porque pueden hacer lo que sienten, lo que les gusta.

Inteligencia Musical

Tengamos en cuenta que nuestra naturaleza humana, tiene cualidades para la acción que son manifestadas en determinadas circunstancias, allí podemos ver a un niño con el gusto por la música cuando el mismo canta o golpea una cacerola con una cuchara pensando que es un tambor,  o cuando le agrada hablar con los demás, mostrando su habilidad para la comunicación y muestra en ello poseer una inteligencia lingüística incipiente, o bien cuando busca estar al aire libre en contacto con la naturaleza, podemos observar una inteligencia naturalista en ciernes, etc.

Inteligencia Naturalista

La propuesta, es la estimulación en compañía del adulto para que el niño no solo sienta que está haciendo lo que le agrada, sino también que lo hace con la compañía y el aval de sus padres. Lo cual es muy importante para él.

Les propongo el siguiente video como un aporte al crecimiento de nuestros niños en un entorno de desarrollo natural y estimulado.

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

 

 

El cambio de mentalidad, es necesario en Educación

Cambio de Mentalidad

Desde la Psicología Social, su fundador en Argentina Enrique Pichon Rivière, notaba en sus investigaciones en la primera mitad del siglo XX, en la provincia de Tucumán, en el campo de producción de azúcar, un fenómeno social muy concreto.

El Psiquiatra había llegado a la conclusión que el monocultivo de la caña de azúcar en esa provincia había generado una problemática familiar que terminaba en disgregación de sus integrantes, por la necesidad de los hombres de emigrar a otras regiones del país, cuando la zafra terminaba, con lo cual se afectaban los vínculos familiares.

A la hora de aportar una solución, se propuso hacer un cambio de mentalidad para que los chacareros comiencen a realizar una diversidad en sus cultivos, para que los hombres no tengan que emigrar por falta de trabajo, una vez terminada la cosecha de la caña de azúcar.

Acá se hace necesario trabajar en el cambio de mentalidad, es decir, romper con la tradición de cultivar un solo tipo de producto.

Cambio de Mentalidad-

Entendemos que estamos en el campo educativo en Argentina, en una situación análoga. Muchos alumnos, no comprenden, solo  memorizan, se aburren, no encuentran el sentido de aprender determinados contenidos. Creemos que debemos producir un cambio de mentalidad. Pero para poder hacerlo, entendemos que el trabajo debe ser personal, no masivo, lo masivo es la percepción generalizada que el sistema educativo, en lo que se refiere a la transmisión de contenidos, como se viene haciendo tiene muchas “ventajas”, que no son tales para el alumno.

Muchas veces sienten que el colegio no es significativo, que no les aporta, que es una etapa negativa en sus vidas.

La Teoría de las Inteligencias Múltiples aplicada a la educación dentro del aula, es una propuesta para cambiar el paradigma y dar significado a los contenidos que transmitimos en el aula.

Para ahondar en esta necesidad de cambiar de mentalidad, los invitamos a ver el siguiente video.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

El cerebro femenino complementario del masculino

Cerebro de Hombre y Mujer

A lo largo de la historia del ser humano, se han presentado un conjunto de teorías que mostraban ciertas diferencias entre el varón y la mujer. Tanto en la Filosofía, como en la Sociología o en Psicología, entre otros campos científicos.

En ese sentido, los grandes filósofos cuando estudiaban el tema en sus tratados antropológicos, no hacían diferencias, porque hablaban del hombre en un sentido genérico.

En esa línea, muchos pudieron señalar un punto que identifique al hombre, como diferente de otros seres vivientes con ciertos desarrollos cognitivos. Estos pensadores hicieron su centro en lo que se denominó “esencia” del hombre, es decir, aquello por lo que realmente era hombre y no otro tipo de ser viviente, más allá de sus apariencias externas.

Esa esencia de hombre, tiene algunas particularidades que permiten que no cambie, más allá de lo cultural o de la evolución. En esa esencia, conviven dos elementos componentes que a la vez son inseparables, ya que si lo fueran, estaríamos perdiendo lo que denominamos unidad de tipo substancial. Dicho de otro modo, no pueden vivir separados estos dos componentes, que para ser más precisos, se denominan co-principios.

Estos dos co-principios fundantes, funcionan en forma de unidad, uno de ellos como recipiente de algo y el otro como recibido. El algo que funciona como recipiente, puede cambiar, evolucionar, etc., el que funciona como recibido, nunca debe hacerlo porque atentaría contra la permanencia de la unidad de estos dos co-principios.

En este punto, estamos diciendo que la Persona o el Hombre, nunca dejará de ser Persona u Hombre, para convertirse en otro ser vivo.

Pero, si debemos señalar que este Hombre o Persona en la naturaleza existe bajo dos géneros, la Mujer y el Varón.

Como Mujer o como Varón no dejan de pertenecer al Género Humano y tampoco dejan de ser Personas, con lo cual, damos un paso más, y decimos que tanto uno como el otro, merecen y tienen el derecho al mismo trato, ya que la esencia, según explicamos anteriormente, es la misma, es decir, que lo fundamental, aquello que los ubica en el género humano, es lo mismo.

Pero, y acá deseamos hacer un planteo que queremos expresarlo mediante un pequeño video, funcionan, operan, actúan, etc., de manera distinta, porque la manera en que sus cerebros se fue formando en el seno materno, fue distinta. Esto, nos indica que ambos sexos, no son uno mejor o peor que el otro, sino que operan de diversa forma y esa forma es complementaria. Esto es muy importante sostenerlo, no hay diferencias entre el varón y la mujer, porque la esencia que los define, según vimos anteriormente, es la misma.

Las diferencias que manifiestan en su modo de actuar, nos permite sostener una idea clásica, en la cual se manifiesta desde la más remota antigüedad, que “el hombre es un ser social por naturaleza”, de lo cual podemos inferir la necesidad de complementariedad para poder habitar y convivir en el mundo que nos toca.

Los invito a ver un pequeño video donde podremos visualizar las diferencias entre el actuar femenino y el masculino, desde el punto de visa de sus cerebros.

Es también, una invitación a los colegas docentes a tener presente este material, a la hora de desarrollar algunos contenido en el aula, teniendo en cuenta que, si el alumnado es masculino o femenino, o si hay predominio de unos o de otros, al momento de presentar los ejemplos para desarrollar la comprensión temática abordada, se debería poner el acento en la forma de enseñarlos y no tanto en los contenidos, que son los mismos para ambos sexos.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

 

Teoría del Conflicto e Inteligencia Interpersonal en el Aula

teoria-del-conflicto-en-el-aula

En este pequeño escrito queremos ensayar una relación entre las propuestas de ECRO de Pichón Riviere y la Inteligencia Interpersonal, en el marco de la teoría del conflicto.

Entendemos por Teoría del Conflicto, el conjunto de hipotéticas situaciones que son excluyentes, es decir, que no pueden darse ambas en forma simultánea. Entonces cuando surge un conflicto, se genera un enfrentamiento, donde una de las partes intenta imponerse de alguna manera a la otra.

El psiquiatra Enrique Pichon Riviere desarrolla una fuerte vocación por las ciencias del hombre, basado en la tentativa de resolver el conflicto entre dos culturas que lo vieron crecer, la Europea, su cultura de origen, y la Guaraní, donde creció, en la provincia de Chaco y Corrientes en la República Argentina.

Esta visión fue madurando de la mano de la observación, un poco mítica o pre-científica,  al principio y luego ya más desarrollada con la ayuda de la Psiquiatría.  Entre los temas que estudió se destaca todo lo vinculado a comportamientos de grupos. En ese desarrollo encuentra un concepto que lo ayudará a profundizar en el tema. El ECRO.

Pichón-Riviere

El ECRO, se puede utilizar con el objetivo de plantear la resolución de conflictos. Esta sigla significa Esquema, que es un conjunto de ideas, las que se van adquiriendo con el decurso de las vivencias cotidianas. Conceptual, es esquema indicado arriba, contiene conceptos e ideas tomadas del entorno que rodea a la Persona,  mediante el método de la observación. Referencial, este término hace referencia a las vivencias tenidas por la Persona, y también al campo al que deseamos referirnos para abocaros a su estudio. El último concepto que forma parte de este ECRO, es el Operativo, que es la ordenación de todos los conceptos y vivencias aprendidas en las instancias anteriores, que se utilizarán para la tarea de resolver situaciones problemáticas.

Si partimos de este concepto, y teniendo en cuenta que en grupos de alumnos dentro de un aula, se juegan diversos intereses, estaríamos en condiciones de plantear una clarificación y una posterior armonía entre las relaciones Interpersonales.

inteligencia-interpersonal

La inteligencia Interpersonal, en este contexto puede educarse con el objetivo de  armonizar y allanar los conflictos. Esto es, porque el docente debe formar a un grupo de alumnos, donde cada uno tiene sus propios intereses, que potencialmente tienden a generar conflictos, en torno a su desarrollo y preponderancia individual.

Acá debemos tener presente las edades, particularmente, en las que los niños y adolescentes empiezan a formar su personalidad.

Los medios que proponemos en este sitio para plantear soluciones son los siguientes:

Abstracción: Si bien el docente pertenece o se incluye en el grupo a observar, es necesario practicar una abstracción mental cuyo objetivo esté puesto en la obtención de información lo más incontaminada de subjetividad posible.

La observación, la misma debe ser metodológica, es decir, buscando en las diversas situaciones las posibilidades y las debilidades de cada uno de los alumnos. Acá podrá detectar diversos liderazgos.

Buscar el emergente: En todo grupo podemos encontrar un manifestador de los conflictos. Alguien que no solo los da a conocer sino también los promueve, podríamos hablar de un portavoz. Y este portavoz puede ser uno en cada uno de los subgrupos.

En este punto creemos conveniente la intervención educadora por parte del docente pero a partir de conocer los grados de Inteligencia Interpersonal, ya que es un supuesto de cada uno de los integrantes del grupo de alumnos. No olvidando el conjunto de intereses que los mismos manifiestan y que serán permanentemente buscados y eventualmente defendidos.

En este escenario, es conveniente que el docente, apoyado en lo observado como intereses comunes y aprovechando liderazgos naturales, provoque un desarrollo de estas potencialidades.

Creemos que si exploramos estas vías de acción dentro del aula, podremos bajar los diversos niveles de conflictividad entre los grupos que se forman entre los alumnos.

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

Parece que nuestro cerebro es reticente al cambio, pero tenemos algunas dudas.

adaptarse-a-los-cambios

adaptarse-a-los-cambios

Históricamente, los cambios fueron muy lentos, tan es así que erróneamente,  se fortaleció la idea de la permanencia, de lo estático, de lo conservador.

Es más, se proponía lo estático como definitivo y se hacía hincapié en la necesidad de sostener esa idea para fortalecer la identidad.

Hoy desde las Neurociencias, por un lado y desde las relaciones interpersonales o Inteligencia Interpersonal, observamos otra postura. La conveniencia y necesidad del cambio. Algo que no distorsiona la identidad, es más, la fortalece.

Nuestro cerebro, posee capas producto de una evolución del mismo a lo largo de la historia, y en esas capas podemos observar distintos nieles de adaptabilidad a los cambios o a la dinámica de los tiempos en los que vivimos.

No dejamos de tener en cuenta en este pequeño desarrollo, la creencia en que la permanencia otorga seguridad, previsibilidad y cierto nivel de especialización en las conductas, pero también no dejamos de lado, las ventajas que otorga la permanente adecuación que debemos hacer a la dinámica de los acontecimientos en los cuales estamos inmersos de manera cotidiana.

En el artículo que adjuntamos a esta pequeña introducción se destaca la necesidad de adecuarnos a  los cambios y las ventajas que ello proporciona a la persona, particularmente, en el campo de las relaciones laborales y por ello en las relaciones interpersonales, poniendo a prueba nuestra inteligencia Interpersonal  e Intrapersonal, de manera tal que justifica la acción de la Inteligencia Emocional.

El cerebro parece reticente al cambio

 

Lic. José Miguel Toro

República Argentina

 

 

La Fidelidad

La Fidelidad, es presentada en esta columna, como un ingrediente fundamental de la Inteligencia Emocional. Esta inteligencia esta conformada por dos Inteligencias, la Inteligencia Interpersonal, que nos permite generar diálogos con el otro, en un clima de ida y vuelta. Un diálogo en el cual los dos inter-actuantes, tienen la capacidad de comprender lo que se están diciendo y por ello pueden responder.

Por otro lado, hay en juego otra inteligencia, la Inteligencia Intrapersonal, es la que me permite estar capacitado para decir. Con esto queremos expresar, que cada uno de nosotros, tiene la posibilidad de autoconocernos, y desde allí podemos expresar nuestro ser y nuestra manera de pensar.

Te invitamos a conocer el contenido de esta columna en la cual se busca analizar un diálogo.

 

Relaciones laborales con vínculos insoportables y Emociones anómalas en las organizaciones.

Ambiente laboral 1

Ambiente laboral 1

Ambiente laboral 2

Ambiente laboral 2

 

 

 

 

 

 

 

Art. Publicado en la revista Neurocapital Humano

 

Relaciones laborales con vínculos insoportables y

Emociones anómalas en las organizaciones.

 

Dra. Graciela Campos Escalante – Lic. José Miguel Toro 

 

Plantearemos dos ejemplos de conflictos laborales.

Lo emocional en la conducta de las personas, tiene un peso muy importante. Algunas actitudes terminan formando en los demás una imagen que puede llegar a ser distorsionada. Algo que puede condicionar un futuro incierto, dentro del entorno laboral.

Un ejemplo…en México 

Son la 11 de la mañana, pleno mes de junio, cuando – en México- el calor es extenuante-. La escuela se halla repleta de alumnos, en el estallido de la adolescencia, se acercan los exámenes… el ambiente no da para más, una de las maestras, señala, gritando: ¡la puerta del salón ha quedado abierta1

Los alumnos son adolescentes y niños con discapacidad intelectual (retraso mental de leve a grave). El conflicto es entre dos maestras y una de ellas, aplica la “ley del hielo” a la otra, sin embargo, se comunica; -alzando la voz y dirigiéndose a sus alumnos:… la puerta debe cerrarse… enseguida cierra ella misma de un golpazo.

No obstante,  nadie se atreve a decir nada, posiblemente por temor o para no provocar mayor conflicto.

Otro ejemplo….en Argentina 

Un día en una reunión de colaboradores, orientada por un team leader, se anuncia que uno de los presentes, en breve, será promovido dentro del sector y se convertirá en el supervisor, de un subgrupo formado por algunos de los presentes al evento.

El anunciado candidato, de un perfil altamente eficiente, comienza un tiempo en el cual debe demostrar ante quienes lo designaron, que la decisión no fue errada. Por, ese motivo y durante algún tiempo, va mostrando ser una persona con visibles y crecientes, gestos de relativa intolerancia hacia sus futuros colaboradores.

Estas conductas, comienzan a despertar recelo y comentarios desfavorables entre los compañeros del sector. Tanto en el caso de la docente, como del empleado de la oficina, puede observarse que la desaprobación aumenta paulatinamente, comprometiendo el futuro desempeño en el seno del equipo de trabajo.

Situaciones como estas, son comunes en muchas organizaciones, especialmente en aquellas en las que predominan estructuras de poder rígidas que rechazan los cambios. Al parecer, esta forma de comunicación disfuncional, tan sutil, es invisible, pues las palabras y la voz se expresan casi como un murmullo, hay gesticulaciones y emisión de sonidos: como Huy!, Bah! Ufff…!, que vistos desde afuera parecen graciosas e inocuas, aunque para los integrantes de estas organizaciones, no lo son, pues cada expresión está llena de significados, que convertidos en códigos específicos laceran y dañan tanto, como cualquier otra frase agresiva.

El grupo de Milán (Selvinni- Palazzoli, 1978), señalan, el como hacia el interior de los sistemas humanos, ocurren comunicaciones redundantes, es decir conceptos, neologismos y significados “locales” que son reconocidos por todos y que se presentan repetitivamente en momentos críticos como si se buscara comunicar sin lograrlo.

Una inflexión de la voz puede ser sólo eso para alguien externo, sin embargo para los interactuantes de este sistema implica: descalificación o amenaza, no dicha en forma clara y directa, con lo cual la conducta se convierte en PROVOCACIÓN (“lanzo una bola de papel hacia algún compañero y escondo la mano”)…. entonces, ¿a quien se puede reclamar, sin por ello, quedar como un paranoide, ansioso o buscador de problemas?

Los conflictos humanos dentro de las organizaciones son comunes y frecuentes. Cuando son soslayados, pueden ir de menor a mayor en forma creciente, hasta convertirse en un drama, que si no es limitado y resuelto, es posible que produzca una merma hacia toda la organización: lo cual es tan grave o más, que un desbalance económico… ambos pueden llevar a la quiebra a las organizaciones.

Estos ejemplos extraídos de una oficina/ aula, cualquiera, nos permite posicionarnos para analizar una de las inteligencias que se pone de manifiesto permanentemente.

La Inteligencia Emocional en el marco del comportamiento colectivo dentro de la Organización. La Inteligencia Emocional, formulada por John Mayer junto a Peter Salovey, pero popularizada por Daniel Goleman, en un texto del año 1995. Comienza a tener cierto peso dentro de las organizaciones, ya antes, con la llegada de Elton Mayo, y su escuela de las Relaciones Humanas. No como Inteligencia, sino como algo relativo a la performance de los RR.HH. Mayo, a diferencia de sus predecesores, Taylor, Fayol, Ford y otros, descubre que la persona no es una máquina de producción, que debe ser optimizada cual mecanismo fabricador de algo. Sino, que es un ser con un nivel de conocimiento del otro y de sí mismo, que lo hace único.

Y esta capacidad le permite realizar un acto eminentemente cognoscitivo, es decir, Valorar.

La Inteligencia Emocional, a la que referimos, juega dentro de las organizaciones, un papel fundamental, enriqueciendo o empobreciendo los vínculos entre los componentes de los equipos de trabajo. La misma está alimentada por dos inteligencias, la Inteligencia Interpersonal, y la Inteligencia Intrapersonal. 

Dentro de las cuales, juega un papel fundamental las Emociones. Pero ¿Qué son las Emociones, para que tengan tanto peso en los vínculos? Nos señala Cárpena, sobre el particular, que son un conjunto innato de sistemas de adaptación al medio que han tenido valor de supervivencia para la humanidad. Son impulsos que comportan reacciones automáticas ([1]) Las mismas se manifiestan en tres campos diversos: En el Orgánico, en el Expresivo y en el Mental.

En el campo de lo Orgánico, experimentamos cambios en nuestras percepciones, en nuestra voz, en nuestra mirada, en el ritmo cardiaco, etc., en tanto y en cuanto nos vinculamos con alguien en particular.

En el Expresivo, notamos que todo el lenguaje no verbal sufre modificaciones durante el momento en que el vínculo se está produciendo, tanto en la medida en que estamos frente a alguien en particular o cuando hacemos referencia a esa persona.

En el Mental, cuando desarrollamos un concepto o idea sobre una persona o situación en particular. Pudiendo ésta ser subjetiva y, por ello poco entendible para los demás.

Como podemos observar, lo Emocional, en las personas tiene un peso considerable y modificará conductas, en particular cuando estamos frente a alguien más, lo más relevante es que nuestras conductas y las de los demás pueden modificar favorable o desfavorablemente el futuro de una organización laboral.

Bibliografía:

        –Cárpena A. Educación Socioemocional en la Etapa Primaria, Barcelona,    Eumudo – Octaedro, 2000

-Goleman, Daniel. – La Inteligencia Emocional– Ed. Vergara – 1996

-Gardner, H. – Estructuras de la Mente- Paidos- 1983

 

                     Dra. Graciela Campos Escalante– Lic. José Miguel Toro-

                                                                      México                 –                 Argentina

 

[1] Carpena A. Educación socio-emocional en la etapa primaria, Barcelona, Eumudo – Octaedro, 2000